Skip to content

Gerencia : El miedo en las organizaciones

septiembre 11, 2012

¿Qué piensan ustedes que le pasa a una organización en donde el miedo rodea a sus directores y gerentes? y la comunicación que impera es en una sola vía, normalmente seguida del silencio y del movimiento vertical de la cabeza de arriba abajo de los receptores en señal de asentimiento.

Miedo al jefeEn donde se practica la imposición en lugar de los acuerdos, se salta o se pasa con ligereza la necesaria aclaratoria del alcance de los proyectos asignados, especificaciones de calidad y tiempo, definición y negociación de los recursos requeridos en contraste con los recursos disponibles y la forma en la que se manejará la prioridad del nuevo proyecto en relación con los que están en desarrollo.

Si eso ocurre, es un abono para que la gente se dedique a hacer lo que no hay que hacer creyendo que se la está comiendo, se desvie a personas de un proyecto a otro o se recargue a los equipos de trabajo con un cúmulo de tareas en las que no participó en su asignación, con el consecuente disgusto que esto genera.

Por donde se mire, aun y cuando la disposición al trabajo sea infinita, queda la sensación en los trabajadores de una falta de respeto a su tiempo. Bien porque al final tendrá que rehacer lo ejecutado o porque se verá saltando de proyecto en proyecto o porque tendrá que trabajar jornadas extendidas y fines de semana para cumplir con sus responsabilidades.

¿Quién le pone el cascabel al gato? La salida a esta situación tiene diferentes opciones, una recae en los Directores y la alta Gerencia, quienes en ocasiones en su afan por satisfacer a sus clientes asumen compromisos para los cuales no están preparados y creen que tendrán internamente una rápida respuesta para adaptarse a la situación. Sin embargo si la comunicación se ve afectada por el temor, probablemente la reacción de no contrariar o no exigir hará que el desenlace no sea el esperado.

Esto nos lleva al Gerente medio, quien recibe la asignación del proyecto  directamente o participa en las discusiones internas sobre las toma de compromisos. Es él quien tiene el protagonismo para la salida de esta situación, porque como líder de su unidad tiene la responsabilidad de solicitar se defina con precisión el alcance del proyecto, manifestar en donde no está de acuerdo y aclarar las expectativas de rendimiento desde el principio, de no hacerlo, arrastra con él a su unidad al calvario de una carrera contra el tiempo, con las angustias que le endosa al resto del equipo, sin ellos haber tenido ni voz ni voto en esa decisión, lo que abona al malestar para con sus jefes y la organización.

Desmonte el miedo, usted gerente medio, manifieste su opinión, indique con claridad que recursos necesita y de no ser así informe para cuando se entregará el trabajo. Si usted cree que eso le puede costar el puesto, ponga en práctica estrategias de influencia que usted posee. Una de las formas de liderazgo que genera gran satisfacción es cuando se hace contra corriente, lo invito a ejercerlo.

Usted director, oiga a su gente, su equipo de trabajo le responderá mejor en la medida que le otorgue la posibilidad de manifestarse con libertad. Sus clientes y su gente se lo agradecerán y su organización será más saludable y eficiente.

¿Has estado en una situación que aceptaste una tarea en un ambiente de temor? ¿Cómo te fue? ¿Cuando estás recibiendo una nueva tarea, negocias las condiciones, aclaras el alcance, estableces los recursos que necesitas? ¿Aclaras su prioridad?

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: